Cuando uno piensa en Galápagos, lo primero que piensa es un lujoso crucero por el archipiélago único en su oferta de flora y fauna. Pero cuando ves los precios de los famosos cruceros rápidamente te desalienta.

Sin embargo, los cruceros no lo son todo! El turismo «por tu cuenta» se está desarrollando en las islas y te permite conocer a sitios que con cruceros no alcanzas a vivirlos:

1 – Pasar una mañana en Tortuga Bay (Santa Cruz)

Tortuga Bay es una de las playas donde las tortugas en su temporada de anidación van a poner sus huevos – exactamente en el mismo sitio donde nacieron. Al lado puedes disfrutar de una increíble bahía de aguas transparentes y tranquilas, entre manglares, iguanas y tortugas.

2 – Conocer las profundidades de «Las Grietas» (Santa Cruz)

snapseed-07

Las grietas son formaciones volcánicas que resultan del derrumbamiento de túneles volcánicos. El agua es salobre, y del mar apenas entra agua filtrada, desarrollándose su fauna particular ahí. Tiene hasta 13 metros de profundidad, entre declives de rocas que derrumbaron con el tiempo y puedes encontrar peces de hasta 1 metro de largo. Lleva tu equipo de snorkeling! No lo puedes perder!

3 – Hacer el recorrido hasta el Muro de las Lágrimas en bicicleta (Isabela)

snapseed-13

Desde Puerto Villamil rentar una bicicleta y hacer el increíble sendero que pasa por los Humedales, Pozas Verdes, Playas escondidas, Túnel del Estero, Mirador del Cerro Orchilla, hasta llegar al Muro de las Lágrimas. Son 8 km repletos de parajes obligatorios hasta llegar al monumental Muro de las Lágrimas testimonio del triste campamento militar que hubo en Galápagos que funcionó como cárcel para los más peligrosos presos del país.

4 – Hacer una mañana de snorkeling en los Túneles (Isabela)

snapseed-06-01

A 40 minutos de lancha rápida desde el muelle de Puerto Villamil se encuentran los túneles que son formaciones volcánicas que al llegar al mar y al derrocarse crearon túneles, puentes y pequeños islotes de lava haciéndolos lugar preferido para muchos animales (terrestres y marinos). Hacer snorkeling ahí es garantía de que vas a nadar con tortugas marinas, conocer donde duermen los tiburones (tintoreras), flotar por encima de un banco de rayas doradas, encontrar un caballito marino, ver los famosos piqueros de pata azul nidificando y con suerte los pingüinos endémicos de Galápagos. Un snorkeling inesquecible.

5 – Recorrer los túneles de lava de Royal Palm (Santa Cruz)

No son los túneles de lava terrestres más conocidos, pero sí los más bien arreglados. Se encuentran dentro de las instalaciones del Hotel Royal Palm, pero son de libre acceso para todos los turistas. Son más de 600 metros de túneles de lava muy bien preservados que te cuentan la historia de la formación de estas islas. Se recomienda el uso de casco y linterna – pedir en la recepción del Hotel.

6 – Conocer Puerto Villamil y a su gente (Isabela)

snapseed-12

Cuando uno llega al muelle de Puerto Villamil en Isabela es inmediatamente recibido por leones marinos, rayas e iguanas atravesadas por el medio del camino. En ese momento uno se da cuenta que está en lo más auténtico de cómo vive la gente de Galápagos. Las calles de Villamil no son pavimentadas aun, las bicicletas se rentan sin candados y las agencias de turismo que hay no llevan más de 5 años operando. Se vive en Puerto Villamil la autenticidad de la gente de Galápagos antes del boom turístico y eso se siente bien!

7 – Buscar los flamencos de Garrapatero (Santa Cruz)

Garrapatero es una playa de aguas azules turquesas en el lado opuesto a Tortuga Bay. Al lado tiene una laguna donde se pueden encontrar flamencos rosados y elegantes.

Merece la pena una tarde de descanso y ver los cangrejos salir de sus hoyos cuando no hay ruido cerca.

8 – Encontrar las diferencias entre «Los Gemelos» (Santa Cruz)

snapseed-08

Los Gemelos son hundimientos formados por erupciones volcánicas en que al derrumbarse sus techos crearon enormes agujeros en la tierra. Por un sendero precioso a través del bosque de escalesia encontrarás 2 hundimientos igualmente grandiosos haciéndose conocidos como «Los Gemelos».

9 – Cenar en el Quiosco del «Negro William» (Santa Cruz)

La avenida principal de Puerto Ayora tiene bastante oferta de restaurantes y agencias de turismo, muy práctico para el turista. Pero si quieres comer como uno local tienes que conocer la famosa calle «de los Quioscos». Por la noche se cierra al tránsito y se extienden las mesas por la misma calle. Disfruta de un encocado de pescado o camarón en el recomendable quiosco del «Negro William».

10 – Visitar a las tortugas libres que habitan en los ranchos «El Chato»

snapseed-11

Parecen piedras grandes por el camino hasta el Chato… pero en realidad no lo son!! Son tortugas gigantes! Por todos los lados! En el barro, en pequeños charcos, en la berma de la carretera, apareándose, más grandes, más chicas, paradas, caminando… y libres! Las cercas tienen que ser altas lo suficientes para permitirles que pasen por de bajo y vaya a las playas poner sus huevos en temporada de anidación.

Written by racingmackerel
Portuguesa, Expat, viajeira apaixonada. Extrovertida, Sensorial, Emocional e Percetiva. Financeira de profissão. Psicóloga por curiosidade. Emigrante e viajante por paixão. Idioma: portuñol.