Chilenos locos!!!

Esa fue la última frase que escuchamos de nuestro colega de trabajo brasilero cuando volvimos a insistir para que se juntara al grupo que iba a subir el Cerro Manquehue en el pasado miércoles.

El tiene razón…hay una cierta dosis de locura en lo que toca a la «relación de los chilenos y los cerros».

Acá en Chile, “subir un cerro” puede ser:

1. una salida romántica para ver el entardecer
2. una forma de pasear un perro
3. un deporte
4. un ritual matinal diario o semanal
5. un paseo familiar
6. un pic-nic con amigos
7. un paseo turístico
8. un actividad de “team building” del trabajo
9. un programa cuando no hay nada mejor que hacer
10. etc, etc…
«Subir un cerro» puede ser cualquier cosa para un chileno!

A los extranjeros les puedo decir que la relación con los cerros tiene 4 etapas que las voy a resumir más adelante.

Primero, les cuento mis experiências sobre subir Cerros, Montañas y Volcanes en Chile.

Episódio 1: Pic Nic con amigos en Cerro Provincia

Recibo un correo de un amigo diciendo: “El próximo finde vamos hacer un Pic Nic en el Cerro Provincia! Queda cerca! Partimos temprano!”

Que pienso yo:
“Humm… Pic Nic en Cerro Providencia!” – desconozco este cerro, pero dice que es cerca… será otro nombre para el Cerro San Cristobal? Me suena genial! Vamos!!”

Llega el Sábado y yo lista para el Pic Nic!

A las 8h30 ya estábamos en casa de mi amigo para irnos para el dicho Cerro, yo preparada con una mochilita con cervezas y vino verde – que rico! «Hace calor va a ser un pic nic muy rico!»

A las 8h40 llega otra amiga para juntarse al Pic Nic.
«Humm… vamos a lo mismo?»
La otra amiga viene equipada como si fuera hacer deporte y trae un stick en cada mano… (?)

En ese momento debería haberme dado cuenta!

El Cerro Provincia (no Providencia!!!) es un cerro de la Cordillera de los Andes, de 2.730 metros de altitud, 1.780 metros de desnivel, en que se recogen más de 18km ida y vuelta.
No tiene una sombra todo el camino, puros arbustos bajos.

Me quería morir!!!

Llegamos hasta el Alto del Naranjo (altitud 1.890 metros), después de más de 5 horas de subida, en que nos tiramos al suelo muertas (yo y una otra amiga… si que la que iba con sticks llegó limpia e inmaculada al topo, sin sudar!), después de parar a varios “trekkers” por si alguno tenía forma de abrir las botellas de cerveza (ya calientes!), porque nosotras no podíamos!!

Episódio 2: Paseo turístico al volcán Villarica

Uno de mis primeros viajes en Chile fue a Pucon!
Pucon es precioso, merece mucho la pena ir!!!! Además, tiene un montón de actividades para hacer: termas, rafting, bañar en el lago, trekkings… siendo uno de los famosos “subir al Volcán Villarica”!

Primer pensamiento, “En serio se puede subir un volcán activo? No es peligroso? Genial!!! Vamos!!”

Segundo pensamiento, “Porque nos están dando tanto material?”
En la agencia que organiza los tours te dan todo lo que necesitas: traje completo por el frío, botas de trekking, crampones (esas botas con espigones para caminar sobre hielo), piolet, casco, trineo de plástico, guantes, mochila – serio hay que llevar todo esto?

Tercer pensamiento “Pero es muy difícil?”

Respuesta de la Agencia: “Noooo, es fácil! Es para principiantes!” (respuesta de quién hace esto todos los días!)

ES FÁCIL?!!!
Deberían pedir un certificado médico antes de meter a la gente subiendo ese volcán!!
El volcán tiene sus buenos 2.847 metros de altitud, de zig zag con vientos fuertes que casi te hacen volar!!

Felizmente, ese día no había condiciones para subir al cráter, o sea, nos quedamos hasta donde empezaba el glaciar y no llegamos a usar los crampones! Están locos diciendo que es para principiantes!!! (Eso sí, las vista son increíbles!!) Y ahora… me da pena no haber subido hasta arriba, tendré que volver!

trekking villarica

 

Episódio 3: Paseo matinal familiar

Los portugueses reconocerían bien las filas que se hacen en verano para aparcar un auto cerca de la playa.
Pues, lo que encontré fue muy parecido!!

Sábado, 9h00, llegada al Manquehuito, filas de autos subiendo y filas de autos ya aparcados en la berma de la carretera como si al fondo del cerro estuviera una playa maravillosa a que todos van el fin de semana.

Pues…. NO! «Aqui no hay playa (vaya! vaya!)!»
Hay un camino de tierra por subir!
Y muchas familias felices por haberse despertado un Sábado temprano para “subir un cerro”! :-O
Qué les pasa a esas famílias!? No tiene televisión en casa!???

Niños de 8 años por sus pies, niños más chicos en las “mochilas para transportar niños” a la espalda de sus papás, gente de todas las edades y condiciones físicas, perros, parejas,… “subiendo el cerro”.

Nosotros fuimos porque nuestros amigos querían entrenar para ir a Patagonia – un argumento súper válido y lógico! Pero y todas esas famílias!??

 

Episódio 4: Actividad de “team building” de la oficina

Es raro lo que pasa entre ti y un cerro a lo largo del tiempo que vives en Chile.

Etapa 1:

Al inicio te mueres y dices que están locos! Que nunca se te va a olvidar y no lo volverás a hacer!

 

Etapa 2:

Después empiezas a aprender cómo se hace, te compras tus primeras botas de trekking y no se te olvida el água!! (ni que le llamen “PicNic”!)

 

Etapa 3:

Después empiezas a decir que quieres ir también (por voluntad propia!)!
Durante la subida cuestionas que haces “subiendo un cerro” – esto es lo que distingue un chileno de un extranjero – los chilenos no se cuestionan (y no se ensucian!!!)!!

 

Etapa 4:

Y después empiezas a organizar “subidas al cerro” y a preguntar “cuando repetimos”.
Cuando llegas a la etapa 4 – lo más probable es que tengas la “residencia definitiva” y te convertiste en “chileno”!

Esta es la foto de nuestra subida al Manquehue con los compañeros de trabajo:

DSC_0171-01

PS: yo sigo llegando con barro en todo el lado y cuestionando que hago “subiendo un cerro” a medio del camino (Etapa 3), pero ya estoy apuntada para la próxima subida al cerro! 🙂

Written by racingmackerel
Portuguesa, Expat, viajeira apaixonada. Extrovertida, Sensorial, Emocional e Percetiva. Financeira de profissão. Psicóloga por curiosidade. Emigrante e viajante por paixão. Idioma: portuñol.